Ciudades, países o la virtualidad

Ciudades Países Virtualidad

Recientemente analizábamos con un cliente, cuya presencia internacional superaba ampliamente los 100 países, si era en esos países en los que tenía que estar o debía reducir, cambiar o ampliar su presencia internacional. Cierto es que había una serie de países que en estos momentos no eran rentables o todo lo rentables que tenían que ser.

Durante la reflexión empezamos a analizar cómo se configuraban los mercados en los diferentes países, y nos encontramos tres tipos de países: unos en los que el mercado estaba distribuido a lo largo de todo el país; otros en los que el mercado estaba concentrado en un número reducido de grandes ciudades; y otros que no llegaban a conseguir masa crítica que permitiera alcanzar beneficios, debido a la estructura mínima que había que establecer para poder operar.

Si las empresas hicieran este análisis en profundidad, probablemente muchas llegarían a la conclusión de que la época de los países ha terminado, y que deberían concentrar sus esfuerzos presenciales en aquellas ciudades donde existe un volumen considerable, y donde los costes para atender este mercado/ciudad pueden ser reducidos, pues la logística y el back office en general podrían reducirse de forma drástica.

Adicionalmente, la fuerza de ventas mejoraría su eficiencia, pues tendría que atender un territorio de dimensiones reducidas, con lo que sus tiempos de viaje podrían reducirse y sus costes de desplazamiento serían asimismo mucho más bajos.

La cuestión sería qué hacer con todo ese mercado disperso que no llega a generar masa crítica de forma independiente, ¿se debe abandonar al no permitir alcanzar la rentabilidad suficiente o existe alguna alternativa?

La respuesta la encontramos en el momento en el que nos encontramos, donde las Tecnologías de la Información pueden cobrar la relevancia que les corresponde, ayudando a la empresa a concentrar la dispersión, realizando una abstracción física y agrupando a todos esos “mini” mercados en el entorno digital.

Por lo tanto, la empresa actual, en muchos sectores, debería ser una mezcla de estructura presencial en las grandes ciudades donde se encuentra masa crítica de mercado, por un lado; y por otro, plataformas globales para atender a los “mini” mercados dispersos, creando un mercado único que alcance y supere la masa crítica que posibilite alcanzar amplios beneficios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s