Epílogo: y después de la transformación digital, ¿qué…?

Comenzaba esta serie de reflexiones preguntándome: y después de la Transformación Digital, ¿qué nos vamos a inventar para seguir ocupando nuestro tiempo en las empresas? ¿Cuál será la siguiente moda?

Me temo que pasaremos a la Transformación Smart, es decir, daremos al smartphone el protagonismo que ya debería tener en los procesos de transformación actual. Es que no se puede concebir en este momento un proceso de Transformación Digital sin tener como protagonista al teléfono inteligente. Se ha acabado el mobile friendly, eso es ya cosa del pasado. De cara al futuro tenemos que ir a la Transformación 4.0, para alinearnos con el entorno que nos crea la Revolución 4.0, a la que se está dedicando poco tiempo, cuando ya está encima.

Múltiples iniciativas tecnológicas están llamando a la puerta del mercado y de las empresas: la impresión 3D, los coches autónomos, la realidad virtual, la biomedicina, el deep learning, etc… Mark Zuckerberg plantea que hay cinco tecnologías que cambiarán el mundo: la telepatía, la Inteligencia artificial, Internet en todo el mundo, la salud de hierro (longevidad extrema) y la realidad virtual. Yo me atrevería a añadir otra: la tele-portación o tele-transportación, e invitaría a los que estén leyendo esta reflexión que miren las iniciativas de compañías como Google o Microsoft, que realmente cambiarán el mundo.

Los sucesivos procesos de transformación de la empresa nos han llevado a incorporar las máquinas a las empresas como soporte de las personas. Pero ahora ya hemos iniciado el camino en el que las empresas serán máquinas soportadas por personas, donde la robótica cobra un papel fundamental y, antes de lo que nos imaginamos, las empresas estarán conformadas por máquinas sin necesidad de personas, donde a la robótica le sumaremos la inteligencia artificial y el deep learning.

Esto nos llevará a un mundo sin trabajo para el ser humano, como ya anticipaba Jeremy Rifkin en los 90 en su libro “El fin del Trabajo”. Como ya les pasó a los animales de tracción con la Primera Revolución Industrial.

Esto nos abre las puertas de los auténticos retos a los que se enfrenta la sociedad en el medio y largo plazo: garantizar renta a todos los seres humanos. Para que siga teniendo sentido el mundo productivo, otra alternativa es que la “autoridad” se haga cargo de las inversiones en I+D+i y los productos se vendan a su precio marginal, como también apunta Rifkin en su libro, y una ocupación no necesariamente productiva para evitar el desarrollo de la agresividad, demostrado en diferentes estudios sociológicos, por parte del ser humano sin nada que hacer.

Y aquí concluimos esta serie de reflexiones. Ánimo, que tenemos enfrente un mundo apasionante. Y tenemos que liderar su proceso de Transformación, si no queremos que lo lideren probablemente las máquinas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s