Reflexión 2: ¿Cómo vamos a vivir en el mundo del trabajo del siglo XXI?

Recordando lo que aquel empresario riojano me dijo, veamos las películas actuales de serie norteamericanas. Están siempre trabajando, de vez en cuando tienen una cita romántica, pero en el momento crucial, finalizando la cena, les llega el mensaje correspondiente a ambos desde sus respectivos trabajos, o al menos a uno de ellos, y tienen que abandonar urgentemente su momento plácido y aplazarlo para otro día o sine die.

Es decir, se confirma una de las características que diferentes estudios de perfiles han realizado sobre la sociedad del siglo XXI, en los que nos aseguraban que la vida profesional y la vida privada se iban a cruzar o solapar permanentemente, haciendo difícil saber dónde termina una y donde empieza la otra.

Ante esta situación, sólo hay dos alternativas: una, dejarse llevar y sufrir lo que esa situación implica; o bien liderar la situación, empezando por dedicarnos a lo que nos gusta por encima de todo. De tal forma que, si se nos solapa la vida profesional con la vida personal, seremos personas felices, pues estaremos haciendo lo que nos gusta. Algo a lo que incluso le dedicaríamos nuestro tiempo libre y, para no perder la posibilidad de dedicarnos a ello, seguir estudiando, formándonos y entrenándonos para ser los mejores. Que nadie pueda cuestionarnos en nuestro puesto de trabajo, con lo que pondremos un peldaño adicional para alcanzar nuestra felicidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s